jueves, 31 de diciembre de 2009

DESPERTAR


Despertarse un 1 de Enero a las 6 de la mañana, habiéndose acostado el 31 de Diciembre a las 21 hs.
Salir a caminar por el desierto centro de Buenos Aires.
Sentarse en un escaloncito de la puerta de un edificio viejo, oír el arrullo de una paloma pidiéndole clemencia a una baldosa agrietada e hirviente para que no queme sus patas coral.
Mirar detenidamente el pavimento derretido, la mancha negra de un petardo reventado…
Observar los muchos papeles, cajas, cartones, botellas de sidra rotas y guirnaldas fucsias y verdes que reflejan el fuerte sol que viaja desde miles de kilómetros para estrellarse contra ellas y ya a esta hora parece de mediodía.
Buscar un negocio abierto, un kiosco donde comprar un refresco que calme la sed insoportable o aplaque un poco el calor sofocante.
No encontrarlo.
Escuchar el silencio.
Ver pasar algún trasnochado taxi vacío.

1 comentario:

  1. buena postal de bs. as.

    interesante tu año nuevo alelí.

    saludos.

    ResponderEliminar