martes, 3 de marzo de 2015

Artículo sobre poesía argentina

Para poder entender la poesía argentina actual, debemos tener en cuenta a dos poetas claves que desarrollaron su obra a fines del siglo XX: Héctor Viel Temperley y Néstor Perlongher.
Héctor Viel Temperley nació en Buenos Aires, en 193l . Publicó nueve obras. Murió en Buenos Aires en 1987. Es considerado uno de los poetas llamados místicos, ajenos todos al canon de la poesía argentina. Poetas que, al margen de la ilustración triunfante, poseen una fe, “hay dos clases de hombres: los que aman el alma del hombre y los que no se atreven. El alma incluye al cuerpo”.
Fue publicista, como Enrique Fogwill – famoso escritor argentino contemporáneo- que lo admiraba y en gran medida contribuyó a que se lo leyera. Solamente dio una entrevista en su vida (a Sergio Bizzio -escritor, cineasta, músico y dramaturgo argentino).
Según algunos críticos, debido al trato de sus propias muertes, es posible definir un paralelo entre su obra y la de la famosa poeta argentina Alejandra Pizarnick (en ambos casos se construyen un personaje con su propio relato; ella sería la sonámbula suicida y Viel Temperly el nadador místico, el enfermo),  la del chileno Enrique Lihn y la del argentino Néstor Perlongher, del que hablaremos luego.
Con paisajes de campo, de vacaciones, de deporte, Crawl es tomado por algunos como uno de los libros más influyentes para la literatura argentina posterior a los noventa, como lo demuestran las obras de poetas contemporáneos jóvenes como Clara Muschietti  (La campeona de nado), Jonás Gómez (Equilibrio en las tablas, sobre un concurso de skate)  Fernando Callero, que alude a la pesca con un tono parecido o Mariano Blatt -uno de los más leídos de la actualidad -, que implementa ciertos temas y climas similares y una concepción ligada a lo divino en su poética.
Viel Temperley tomaba como metáfora para la respiración del verso la respiración del nadador, para el esfuerzo del escritor; el del atleta, el mantra que sugiere la repetición, los versos como brazadas. Pero no solamente eso, ya que a la figura del nadador se superpone la del místico, ya no religioso como en sus primeros libros, sino que ahora la comunión es con su propio cuerpo (“voy a lo que menos conocí en mi vida; voy hacia mi cuerpo”) y otros más del mundo masculino; cosacos, pugilistas y marineros. El yo lírico entra en escena mediante la repetición variada de mismos temas exacerbando la imagen (otra vez podemos relacionarlo con Perlongher) mediante el ritmo repetitivo del rezo. Hospital Británico, alude a la institución en que pasó el final de su vida, luchando contra un tumor cerebral, y también al origen inglés de su familia. Son fragmentos de años anteriores y de ese momento, navegando una agonía por momentos alucinadora y por momentos consciente.

Fragmento: “Tengo la cabeza vendada. / Mi cuerpo -con aves como bisturíes en la frente- entra
en mi alma. (1984). / El sol, en mi cabeza, como toda la sangre de Cristo sobre / una pared de anestesia total (1984). / Santa Reina de los misterios de los rosarios del hacha y / de las brazadas lejos del espigón:  / Ruega por mí que estoy / en una zona donde nunca había anclado con maniobras /de Cristo en mi cabeza. (1985).”

Otro caso destacado es el del Néstor Perlongher, nacido en los suburbios de Buenos Aires en 1949, creador de una de las obras poéticas y ensayísticas más lúcidas y transgresoras del siglo XX.
Además de poeta, fue sociólogo, antropólogo, militante trotskista, luego libertario y además uno de los principales referentes del Frente de liberación homosexuales en la Argentina.
Durante la dictadura militar (1976-1983) fue detenido y procesado penalmente. Más tarde escribió uno de sus textos más famosos; Cadáveres.  En 1981, decepcionado por el aburguesamiento de la colectividad gay en Argentina, se fue a San Pablo, Brasil, en donde realizó su maestría en antropología social con una tesis que dio pie a su ensayo: La prostitución masculina (en el que, al igual que Viel Temperley, se adentra en un mundo de estereotipos masculinos) y ejerció como profesor. Fue parte fundamental de la llamada literatura neobarroca rioplantese, que él mismo bautizó como “neobarroso” (haciendo un juego de palabras con el barro del río de la plata).
Influenciado por autores como Bataille, Deleuze y Foucault, trabajó una nueva idea del deseo; “Yo tenía un espíritu plebeyo, de barrio de extramuros, que me llevaba a sentir la poesía como algo muy bello. Mezclado con lo bestial, enchastrado, embarrado, pero lleno de brillos y de lujos, feo jamás”, explicó. También como Viel Temperley, no dejaba de lado al cuerpo, abrazando la mejor premisa de los ’70´s : la idea de que toda experiencia política pasa, primero, por él.
En Brasil se interesó por el mundo de los rituales (precisamente del Santo Daime), donde consumía drogas alucinógenas, reflexionando luego sobre el carácter político de esa época.
Con semejante imaginario, sumado al universo marginado del Riachuelo, su escritura es una fiesta verbal, una alucinante adaptación barroca de formas recargadas, criticando a las vanguardias y las posturas estéticas complacientes. Falleció, siendo portador del Sida, en el año 1992.

Fragmento:“Empero, en la lingüita de ese zapato que se lía, disimuladamente, al/espejuelo en la/ correíta de esa hebilla que se corre, sin querer, en el techo, patas/ arriba de ese monedero/ que se deshincha, como un buhón, y, sin/ embargo, en esa c... que, cómo se escribía? c... de qué?, más,/Con Todo 
Sobretodo/Hay Cadáveres”.

lunes, 31 de marzo de 2014

"Department Girl". E-book de poesía completa traducida al inglés. Editado por Dead Ink (Manchester). Traducción de Laura García.


Department Girl by Alelí Manrique (Kindle)

£0.99
“The bus driver ran over a pedestrian.
Everybody understood that right there
All had ended for the one
Who rested face down painlessly”
The Wrong Way, Department Girl

Department Girl is the third full collection of poetry from Argentinian poet, Alelí Manrique. Written in Buenos Aires, Department Girl contains 40 poems covering 21st Century life in the South American country from growing up, looking for love, running into exs, dreaming of England, listening to Joy Division and drinking summer morning coffee. This bohemian collection of poetry is both melancholic and youthful. Translated from Spanish by Laura García and published exclusively by Dead Ink.
Alelí Manrique lives in Buenos Aires, Argentina. She studied at Casa de Letras (School of Writing and Orality) and Buenos Aires University (UBA) and took classes with Arturo Carrera and Daniel Durand among others. She is the Editor of Ediciones Encendida and her published word includes the poetry collections  Mucho Phantasmo (2008) and Lunes (2011).

DESCARGA AQUÍ

martes, 2 de abril de 2013

Presentación de la antología de cuentos "9", por Textos Intrusos.


Presentación de la antología de cuentos "9", antología de cuentos de Paula Brecciaroli, Nicolás Lapido, Gabi Luzzi, Alelí Manrique, Claudio Robin y Bruno Szister, coordinados por Ariel Bermani. Fotos: Luciano Orso.

Reseña 

miércoles, 24 de octubre de 2012

viernes, 25 de mayo de 2012

Lecturas en el Festival Ciudad Emergente

 

Dentro del marco del Ciclo Ciudad Emergente, el Domingo 10 de Junio, a las 19 30 hs. en la Sala 4 del centro Cultural Recoleta, se estuvieron presentando los poetas Federico Leguizamón y Alelì Manrique, cuyos textos fueron leídos por el actor Agustín Lambiasse. Disfrutamos los acordes de Lucila Inés.

martes, 15 de mayo de 2012

Acción Internacional Poema en la Luna, este Domingo!

 


El Domingo 20 de Mayo, a las12 hs. en distintos puntos de España y en Parque Lezama (Bs. As.) se distribuyeron poesías! 

Con Gabriela Luzzi, Valeria Migoya, Anahí Flores, Alelí Manrique y Ariel Bermani.


lunes, 14 de mayo de 2012

Mis acercamientos a la literatura

Si me pongo a recordar, mis acercamientos a la literatura fueron por varios lugares, no sólo por la lectura de libros.
Cuando era muy chica había tres historias que pedía que me contaran siempre. Mi mamá me releía El lagarto está llorando de García Lorca ; mi abuelo, una y otra vez El príncipe feliz, de Oscar Wilde y mi abuela: Almendrita, de Andersen, de la cual después grabé mi propia versión en un casette cuando tenía 5 años. Y justamente fueron los casettes parte fundamental del asunto, porque me compraban esos en los que venían grabados los cuentos de los hermanos Grimm y demás historias populares infantiles como Piel de asno, Barba Azul, El sastrecillo valiente,El traje nuevo del emperador, Aladino, El ruiseñor,Juan sin miedo, La Bella Durmiente, etc. Podía escuchar esas cintas una y otra vez, era mejor que ver una película, escuchar los sonidos de los dragones, la música que hacían las hadas, el ruido de las espadas, era más creíble/increíble que verlo en una pantalla o en una página.
Gráficamente me acuerdo mucho de unas versiones para niños tipo historieta de Las aventuras de Hércules, Ulises y El rey Arturo.
Cuando tenía unos 7 años, mi mamá (que siempre leyó y escribió mucho) me contó que a esa edad su papá le traía de la biblioteca un libro de la Colección Robin Hood por noche , ella lo leía y al día siguiente él lo devolvía y le traía otro, cosa que me sonaba a locura, y entonces intenté hacer la prueba. Así que durante un sábado a la tarde logré leer mi primera novela entera: Alicia en el país de las Maravillas de Lewis Carroll… en ese momento me inauguré a mi misma como lectora adulta. De la misma colección, mis favoritas eran Jane Eyre de Charlotte Brontë y Mujercitas, de Louisa May Alcott. Y fue entonces cuando empecé a hacer mis propias versiones de los libros que leía, con cartulina amarilla y hojas blancas, las encuadernaba con Cinta Scoth o Voligoma y armaba mis propios libros, bajo la Colección Estrella (¿Podría decir que esos fueron mis comienzos como editora?). En cuanto a los textos, decía que eran originales pero a veces eran sospechosamente parecidos a los que terminaba de leer en ese momento , por ejemplo uno que se llamaba Tres hermanas, de tres chicas que esperaban que su papá volviera de la guerra en Navidad, Cholu-landia que era una revista de chusmeríos con ping-pong de preguntas y respuestas a mi propia versión de Barbie: Bleiby, o Las aventuras del Agente 801, John James.
Y respecto a la poesía específicamente, lo primero que recuerdo era que para el colegio había que elegir una para llevar. Y yo siempre había creído que no me gustaba, porque pensaba que solamente hablaba de rosas rojas, pero por suerte, mi mamá me mostró a Prévert, y cambié de parecer al descubrir su poema Desayuno, que es el que terminé llevando a la escuela ese día.
Alelí Manrique.

martes, 8 de mayo de 2012

Texto para "Cocktail de Estrellas"

                 Para poder enseñarle a la distancia mi ciudad a un extranjero

                                                                                                                       “Allá afuera, bajo la luna gris, alguien que me quiere está pensando en mi”.        

 (El Ratón Feivel)

En los bosques vive un pájaro azul brillante que corteja a su pretendida ofreciéndole piedras, plumas, flores y frutos de su mismo color.
Para poder enseñarle a la distancia mi ciudad a un extranjero, le envío una caja por correo aéreo. Dentro: una carta con muestras de tonos caobas, grises y rubios cenizas, bucles de cabello teñido; recopilación de mi travesía en el 60. Un pedazo de baldosa de Constitución con un beso fuxia rouge plasmado en ella. Frenadas y bocinas como sonidos de una selva prehistórica y metálica.
La luna que hoy veo en una esquina vacía del conurbano bonaerense, es la misma que un par de estaciones atrás tocaba la arena desde un atardecer en la playa. Y el año pasado. Y cuando era muy chica. Y la que vieron todos los seres libres y con ojos que pasaron por este planeta.
Y la que ilumina por la noche al pájaro azul brillante, a su amante, al avión que lleva la encomienda, al extranjero y a mi. 
                                                                                                                                     Alelí Manrique
“Cocktail de estrellas” Exposición del 12/5 al 16/6 en Meridión ac
Esta exposición reúne las colecciones de 2 artistas-gestores. Gustavo Daniel Ríos y Lino Divas
----------------------------------------------------------------------------------
Colección Gustavo Daniel Ríos:

http://coleccioncontemporaneagustavorios.blogspot.com.ar/

---------------------------------------------------------------------------------
Galería Meridion : Dirección y coordinación general: Florencia Cillo
meridion.meridion@gmail.com Cel: 15 3 440 0447
Chile 1331 Montserrat, Buenos Aires Argentina
web: http://meridionacgaleria.tumblr.com
Abierto: de martes a viernes de 17 a 20 hs, miércoles hasta las 23 hs.


sábado, 14 de abril de 2012

"Mucho fantasmo" y "Lunes" en la 38* Feria del Libro de Buenos Aires



"En las vidrieras
rosas, bombones, perlas,
corbatas, licores, tabacos
y una vida de privaciones.
Es la hora del vermouth,
scotch, whisky on the kelper rocks.
Una luna
de bandera turca
comienza a encender
los neones".


Mucho fantasmo y Lunes en la 38* Feria del Libro de Buenos Aires en La Rural.
Ambos libros se pueden conseguir en el Stand 3023, Pabellón Ocre.

lunes, 19 de marzo de 2012

Carrera de Escritura Narrativa en Casa de Letras

Escritura narrativa: 
Formación integral básica de dos años de duración.
Este programa conforma la primera carrera de creación literaria en Buenos Aires dirigida a quienes deseen formarse en el arte y el oficio de escribir. A lo largo de un recorrido de talleres y cursos interrelacionados entre sí, coordinados por diferentes escritores que aseguran una mirada plural, se intenta proveer al alumno de las herramientas y procedimientos necesarios para el desarrollo de su propia voz narrativa. 
Comienzo de clases; la semana del 26 de Marzo.



jueves, 16 de febrero de 2012

 Poema de Alelí Manrique para la edición limitada del nuevo álbum doble del músico y poeta Anthony Reynolds. 

 
 
  

Release date 20th February 2012

Mountains at night
Two
romantic phrases.
Unkempt hair.
Behind the fringe, curious.
Then a voice
(a very special voice)
an orchestra of melodies.
The perfect companions
for a journey through the southern land
to the mountains at night.
Between light on snow,
tempests, years, miles.
Songs that sounded
to the ears
of lovers
and the loveless.
That photo
of the distracted
and distant
boy.
A bottle in hand.
Hair awry.
Travel.
Poetry.
Books.
Radio.
Lovers.
Chords.
Cats.
Alcohol.
Fiction.
Photography.
Words...
words
written
spoken.
Pages home.
To a message
(a bottle on the sea).
Crossing the ocean.
Tiny writing in a book.
Sober stages.
Home again.
Love.
And, beyond this
tomorrow.

Toward
mountains at night.

jueves, 29 de diciembre de 2011

El Blog de La Lectora cumple años y rifa libros para fin de año!

La lectora cumple años y el blog también

Durante el mes de diciembre la lectora y su blog cumplen años: la lectora, tres; el blog, dos. 
Para este año tiene programado un sorteo con varios libros como premios. Entre ellos Lunes


Anotaciones post lectura de Anahí Flores sobre el libro:

Muchos poemas cotidianos, nada pomposos ni solemnes: una lista con deseos de navidad, la descripción de un lunes cualquiera, una navidad sureña en la cual el frío sólo viene de los aparatos de aire acondicionado. 
A lo largo del libro hay pequeñas notas al pie de página como flashes con noticias de último momento que se cuelan entre los poemas. Noticias de esas que podrían producirse en cualquier momento y lugar y que jamás saldrían en un diario. El ir y venir entre los poemas y estas notas le da un ritmo interesante a Lunes, de Alelí Manrique (Ediciones Encendidas, 2011).
Y ya que estamos, les comentamos que Alelí está preparando un nuevo poemario y todos pueden ayudarla a publicarlo siguiendo las instrucciones en el site de idea.me

Ganadora:
Ratón de biblioteca

Felicidades!!!



miércoles, 23 de noviembre de 2011

Edelweiss, relatos cortos (mi proyecto en Ideame)


Aprobaron mi proyecto de publicación de un libro de relatos en Ideame, una organización de colaboración colectiva para artistas latinoamericanos. Si te interesa colaborar para su concreción entrá acá:

viernes, 5 de agosto de 2011

Lunes, mi segundo libro de poesía, por Ediciones Encendidas. PRESENTACIÓN DICIEMBRE 2011


Tamaño11 x 18, 81 págs. Diseño de tapa: Estudio Cabrón / Mariana Scialino

PARA CONSEGUIR SU EJEMPLAR POR FAVOR ACERCARSE A LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS:

Mil grullas (Malabia 1968)
Páginas Libres Librería (Santiago del Estero 1112).

Fedro Libros Discos Arte (Carlos Calvo 578).

Purr (Av. Santa Fe 2729 local 32 (arriba))

O CONTACTARSE CON:

EDICIONES_ENCENDIDAS@YAHOO.COM.AR

Servicio meteorológico 
 Los imprevisibles meses de primavera
son culpables del extravío de saquitos de hilo
y el cambio climático mundial
hace cantar en Julio a los grillos
del hemisferio Sur.
El día asesina y es asesinado por la noche
y cada vez que lo hacen
tiñen el horizonte de rojo en su batalla celeste.
La luna llena es figurita repetida,
y aunque no pare de moverse,
se la puede ver en paz en muchas fotografías
alrededor del planeta.
En cambio la menguante es una uñita
recién cortada de Ulises, el gato,
suspendida entre las puntiagudas estrellas,
hasta que la claridad de la mañana las apaga.
Los rayos del sol viajan miles de kilómetros
para encender las trenzas de las pelirrojas,
que brillan como rubíes en polvo.
Y para rotar las estaciones del año
según la temperatura con la que lleguen a destino.
Cuando está nublado,
la humedad peina bucles rococó
y transporta el rumor de los motores
de los aviones
que vuelan hacia tierras prometidas
y también los murmullos de la tarde de Montserrat.
Gracias al cielo de vez en cuando llueve
y cada tanto es Navidad.

Alelí Manrique nació en El Bolsón, provincia de Río Negro, en 1979. Vive en Buenos Aires desde el año 1980. Luego de estudiar algunos años de Artes Audiovisuales, en el 2008 crea el proyecto cultural (editorial y curatorial) Ediciones Encendidas, el cual coordina desde entonces. Se dedica a la poesía visual (habiendo realizado muestras de su obra en distintos espacios de arte de la ciudad) y escrita, mediante participaciones en publicaciones virtuales y en papel y como autora de los libros Mucho fantasmo (2008), Lunes (2011) y Jet Lag Life (un ensayo poético, de próxima aparición).Además forma parte como finalista de la Antología del X Certamen de Cartas de Dulcinea a Don Quijote 2011, organizado por la Escuela de Escritores Alonso Quijano en Alcázar, España. Tomó clases con el reconocido poeta argentino Arturo Carrera y actualmente se encuentra cursando la carrera Escritura Narrativa en Casa de Letras (Escuela de Escritura y Oralidad).

lunes, 1 de agosto de 2011

Finalista del X Certamen de Cartas de Dulcinea a Don Quijote 2011.


A mi adorado Caballero:

El Toboso, otoño del 1605.

Mi adorado caballero (de la triste figura);

Agotado de cargar leña, cacharros y canastos de pan se halla mi cándido 

cuerpo de otras épocas.

Ahora, sobrepasado con tareas cotidianas, cocinando dulces pelusas con las 

monjas clarisas, y mostillo para el santo de Trini...

Las cosas no son fáciles estos días y el trabajo no se hace esperar.

No es que mi fermosura te desprecie, pero has de saber, querido caballero, que 

el tiempo no me ha de sobrar esta temporada.

Y no me llames cruel por tener que vivir en la realidad.

Mis brazos de manos mágicas, que comparabas con los de las de las ninfas del 

jardín porque parecían de  de porcelana, cargados con botes de agua de pozo 

están.

Bajo mis faldas, mis piernas caminan  pesadas y lentas.

Encantada estaría de pasear por las lilas y naranjas nubes como lo haces tú, y 

de oír a los ruiseñores trinar pero alguien debe ocuparse de escuchar al gallo 

del establo cantar por la mañana y levantarse a dominar los asuntos 

terrenales, campestres... ¡Del fango!

El invierno se prevé crudo y seco, y las ovejas aún no fueron esquiladas ni los 

cereales cosechados.

Los pagos a realizar  son cada vez más altos, señor mío, y las 

responsabilidades cada vez más arduas.

Y para peor, el arrendero ha pasado por mi casa ya tres veces este mes, no les 

bastan las docenas de tartas fritas y los cinco potes de miel de panal que le 

daba hasta ahora. Y espero no irritarte demasiado contándote esto mi 

hidalgo, pero inclusive he tenido que defenderme de sus indiscretas 

insinuaciones. Es que siempre llama a mi puerta después de que el Astro Rey 

haya piadosamente caído y, verás, una dama debe mantener su orgullo.

Mejor guarda tu salud para ti mismo, que me ha llegado por tu fiel amigo 

Sancho que bien la necesitas.

Socorrerte me agradaría, querido, pero no puedo dejar la leña consumirse en el 

horno, que no está para bollos.

Ahora, si no te molesta debo proseguir con las tareas del hogar y de la granja.

Os envío un cariñoso beso en su mejilla, para que recupere su color.

Suya.


Aldonza Lorenzo  

Dulcinea del Toboso


domingo, 19 de junio de 2011

viernes, 17 de junio de 2011

Esta navidad yo quiero brillantes, de "Lunes", poesía ( Agosto 2011)


1)  Esmeraldas granizadas.

2) Diamantes de hielo seco
     sobre guirnaldas plateadas.

3) Diez acentos extranjeros.

4) Pinos de nieve dorada.

5) Que a mitad de nochebuena,
     mil hipnóticos cristales,
     reflejen a las estrellas
     (titilantes, cintilantes)
     como incrustadas diademas.

6) Brillantes del Polo Norte.

7) Muchas joyas católicas
     y espejos multicolores.

8) Polvo de rubíes lilas.

9) Un anillo que destelle.

10) Heladas piedras preciosas.

11) Valiosas tiaras celestes.

12) Caleidoscopios nocturnos
       para contemplar fragmentos
       de Mercurios y Saturnos.

EMBRUJADA, MOLESTA Y PREOCUPADA

miércoles, 15 de junio de 2011

Sobre el por qué la noche es larga - libro de relatos en proceso ( 2012 )


Noche. 
(Del lat. nox, noctis). 
1. f. Tiempo en que falta la claridad del día. 
2. f. Confusión, oscuridad o tristeza en cualquier línea.


Introducción

 
Distintas teorías se han barajado sobre el porqué de la extrema duración de la noche.

Según los antiguos egipcios esto tenía que ver con las medias lunas y su distancia con las puntas más altas de las pirámides de Mayo.
Para los griegos, en cambio, la respuesta estaba en la temperatura de las aguas de las mesitas de luz. Si la mayoría de los habitantes de Atenas habían llenado sus jarras en los aljibes del patio trasero sería una noche insoportable. Si en cambio lo habían hecho del frío Río Iliso, podían llegar a ser más tolerables.
Sea como fuese, el período nocturno ha sido siempre tema de conversación e interés.
Las pastillas multicolores diseñadas para acortarlo, acostarse y enseguida levantarse otra vez, se pusieron de moda en los años cuarenta en Europa y Japón, cuando las personas temían que la vida fuera demasiado corta y la oscuridad les demandara demasiado de su restante tiempo en la Tierra.

Desarrollo


El astrónomo nacido en época de elecciones en el país mais grande do mundo (o sea Rusia) Sergey Smirnov, * dedicó gran parte de su juventud a investigar dicho caso.

Por un lado, después de años de estudio, logró prever cuánto durarían la noches del año, siempre que éste no fuera bisiesto.
Después de millones de cálculos, llegó al total de kilómetros que resultan del triángulo bizarro y amoroso que se forma entre la Tierra, la Luna y la Osa Mayor; una vez que obtuvo ese número, debió sumar el veintidós (los dos patitos), cifra mágica para los afganos de la generación X, y multiplicarlo por cuatro. Si da menos que cero, las noches de ese año serán lentas, interminables, como las del verano del ochenta y seis que sufrió Sergey en su tormentosa época de niño genio exiliado en Buenos Aires, en aquella vieja casona de San Telmo en cuya terraza de antiguos azulejos rajados se apilaban bajo  la luz de las estrellas y del Cometa Halley, agusanados cajones Moño Azul y sifones de Cimes vacíos.
En cambio si el número es superior, las interminables horas nocturnas solamente serán “largas”, como las que se pasaban escuchando a  Los Encargados en cassette bajo un ventilador lento, y deseando un cuarto de helado de frutilla o en su defecto limón.Ahora bien, hallar la razón por la cual toda la gente haya protestado a través de los años sobre la longitud horaria entre que el cielo pasa de un color Tequila Sunset hasta que vuelve a tornarse claro, en la cual sufren de sed y esperan que el primer rayo de luz entre por los agujeritos de la persiana sobre la pared interminable, para animarse a salir de entre las sábanas transpiradas y correr a la cocina a servirse un vaso de agua tibia de la canilla… o esa en que el frío se hace eterno y la quietud momifica los miembros… no fue tarea fácil para Sergey.Analizó con dedicación los teoremas de Tales y Pitágoras,  pero los números no le cerraban y no llegó a nada.
Trató de contraponer la teoría del Big Bang con la influencia de los intermitentes carteles de Neón de Coca-Cola o American Express sobre las pesadillas de los habitantes de la 9 de Julio, pero falló.Intentó corroborar su tesis de doctorado sobre los peatones de la luz fría en la calle Florida y volvió a fracasar.Incluso visitó bingos, cines XXX, discotecas decadentes, whiskerías y parasomnias personales…pero no hubo caso. Sólo miedo, soledad y sinsentido. Ninguna respuesta positiva.

El pensamiento inductivo de Smirnov:

 
La noche es larga para Tomás, que dormido camina hacia el jardín y se queda a la intemperie hasta que canta el gallo.

La noche es larga para Camila, cuyo colchón se le hace de piedra caliza.

La noche es larga para Federico, que no puede dormirse hasta tres horas después de acostarse, pensando mil veces las misma cosas.

La noche es larga para Lila, que si no deja el velador encendido no logra conciliar el sueño.

La noche es larga para Julián, que ronca y se despierta a cada rato.

La noche es larga para Clara, que sueña con aviones estrellados.
 

Algunos leen revistas extranjeras, otros tienen tiempo para la radio…
Sin amor… no creen en el amor.
 

Entonces armó la valija y viajó a troche y moche a través del planeta, recopilando importantísima y secreta información, de la cual llega a nuestros días que  nunca oyó de  grillos sonámbulos, ni supo de búhos inconformes o quejumbrosas luciérnagas luminosas.
Jamás se enteró de preocupados narcisos, en cambio perfumados y gordos de rocío.
 

Conclusión:
 
El lunático problema es meramente humano. Pero excede las habilidades mentales de Sergey Smirnov para comprenderlo o darle una explicación.

Por lo tanto desiste de tratar de encontrarla.
Ya perdió muchas noches intentando insomne llegar a una única respuesta.
Ahora pretende relajarse, y volver sus madrugadas momentos calmos y frescos como suaves  y blancas almohadas de plumas de oca.
Soñar con los angelitos.
Dormir cien años.
Buenas noches, y adiós.

*El científico llegó al mundo bajo el signo de Capricornio y jamás conoció a su padre en persona, un gallardo artista del Circo de Moscú según le confesó su madre tiempo después.